Científicas de Acá: un proyecto que busca visibilizar la contribución de las mujeres a la ciencia y la tecnología nacional

Mariano Quiroga dialoga con Caro Hadad, Vale Edelsztein, Julia Elffman y Julieta Alcain, creadoras del proyecto Científicas de Acá. El proyecto, nacido durante la pandemia, ya cuenta con un libro que reúne biografías de mujeres de la ciencia y la tecnología.  

¿Cómo empezó la idea del proyecto Científicas de Acá?

Empezamos este proyecto como una acción de contar biografías y lo pensamos de una manera colaborativa como creemos que es la cuestión del conocimiento en ciencia y tecnología. Hicimos un listado que vas a ver en nuestra página web sobre las mujeres que conocíamos y que eran referentas en nuestro ámbito, empezó con un listado rechiquito y la comunidad empezó a compartir más mujeres argentinas y latinoamericanas. Hoy tenemos un listado de cuatrocientas mujeres de Latinoamérica con información de porqué esta persona inspira a la persona que la propuso 

El libro tiene algo copado que es no solo resaltar biografías de mujeres cientificas sino que también hay una mirada social.

—El proyecto nace con un enfoque social durante la pandemia y estuvo atravesado por todo lo que vivimos. Nos preguntamos cómo podemos hacer para ayudar y decidimos donar un diez por ciento de todo lo recaudado del libro a la Poderosa, que es una organización barrial que nos gusta. Después, más adelante, vamos a elegir otra organización que trabaja con gente en situación de calle para que desde nuestro lugar todos estemos un poquito mejor 

¿Qué nos dicen las estadísticas sobre la participación de las mujeres estudiando carreras vinculadas a la Ciencia?  

Solo hay un dieciséis por ciento de las mujeres en carreras relacionado a sistemas y un veintiséis por ciento relacionado a informática, ocurre a la inversa de lo que pasa en otras carreras vinculadas al cuidado como son: enfermería, educación y psicología. Hay pocas mujeres entrando a estas carreras y una vez que entran hay un montón de trabas que impiden que las mujeres hagan estudio profesional en estas carreras. Suceden cosas como los techos de cristal que hacen que en los puestos de toma de decisión haya poquísimas mujeres en sistema. Por eso en Chicas en Tecnología tomamos el enfoque de mostrar que la tecnología es una herramienta que desde tu lugar con un dispositivo podes ayudar a cambiar el mundo. 

¿Esa escasa «participación» de las mujeres haciendo carrera en ciencia explica el porqué cuando uno ve la historia en su mayoría son hombres? 

Julia Elffman, periodista.

—Hay un montón de personas que no están pudiendo dar sus voces, identificar sus problemas y aportar sus soluciones. La desigualdad existe en todas las áreas y no solamente en la Argentina. Hay algo muy interesante que ocurre en sistemas, las pioneras fueron mujeres y eso ocurrió en todo el mundo. 

Rebecca Gobat por ejemplo,que está en el libro de Científicas de Acá, es una mujer que trabajó en Exactas en el Instituto del Cálculo que fue fundamental no solamente para la compra y la gestión de Clementina sino que creó la primera empresa en programación junto a Manuel Sadowski. Es una persona que no es conocida ni siquiera en el ámbito del sistema. Por eso es importante visibilizar a estas mujeres que tuvieron una labor fundamental.

¿Otro índice que muestra la brecha entre hombres y mujeres es el tema del salario? 

—La brecha salarial es de un veinticinco por ciento en el área de sistema y la brecha es peor en otras áreas. Lo que ocurre en sistemas ocurre porque no es un mundo aislado de lo que ocurre en la sociedad. Ees un problema de representación que tenemos las mujeres en sistemas. No se visibilizan nuestras historias, tenemos salarios menores, las empresas no tienen protocolos de genero, no hay códigos de conducta. Eso requiere una reforma que se tiene que hacer con todo el ecosistema adentro: universidades, escuelas, organizaciones del tercer sector, con las empresas, con el Estado. 

¿Cuál es el mensaje final que podes dejar que nos permita empezar a cambiar este panorama?

Es importante que más personas se sumen a pensar qué problemas se van a resolver, si son todos hombres blancos de clase alta que viven en el norte del sur global van a resolver los problemas que tienen ese grupo de gente, así que por eso es importante que más mujeres se sumen a la conversación.

Mariano Quiroga

Director de Multiviral (https://multiviralok.wordpress.com/), portal que produce contenidos sobre tecnología, geopolítica y poder. Este artículo se publica gracias a un acuerdo de colaboración entre Esfera Comunicacional con Multiviral.

También te podría gustar...

Deja un comentario