Autor: Horacio Rovelli

El plan económico del gobierno de Alberto Fernández

POR HORACIO ROVELLI | El mandato del Fondo Monetario Internacional (fmi) es sencillo: aumentar los saldos exportables de alimentos y materias primas para garantizar los pagos de la deuda externa. Un repaso por las últimas medidas económicas y sus grandes beneficiarios.

Los subsidios que no se critican

POR HORACIO ROVELLI | Mientras la crítica está dirigida a los subsidios que perciben los sectores desclasados y empobrecidos por un modelo que no genera trabajo en el mercado interno, crecen los subsidios para los sectores más ricos de la sociedad.

Los amigos del pueblo

POR HORACIO ROVELLI | El acuerdo del Gobierno nacional con el FMI implica la profundización durante 2023 del severo ajuste fiscal ya en marcha, lo que impactará en los planes sociales, las jubilaciones y las pensiones; además de reducir las transferencias no automáticas a las provincias. El Ejecutivo argumenta falta de recursos, pero nada hace para recuperar al menos una parte de las divisas fugadas por las grandes empresas y muchos particulares.

El pacto agropecuario

POR HORACIO ROVELLI | El Gobierno cava su propia fosa al aliarse al principal interesado en devaluar nuestra moneda. Einsiste en seguir haciendo concesiones a los sectores más concentrados de la economía que, a su vez, son los principales beneficiados de la suba de los precios.

El modelo de acumulación y distribución

POR HORACIO ROVELLI | En el marco del modelo extractivista y agropecuario exportador los únicos beneficiados son los integrantes de una burguesía rentista y fugadora. No investigar la deuda y pagarla «a libro cerrado» implica una mayor extranjerización de nuestra economía. En este contexto, la mayor parte de la población llevará adelante una economía de subsistencia. ¿La alternativa? Cambiar la matriz productiva y volver a impulsar el mercado interno en pesos con una política de shock distributivo.

No hay plan económico

POR HORACIO ROVELLI | Kirchner no improvisaba ni dudaba porque tenía un plan. Hoy el gobierno no lo tiene y es el poder económico el que planifica. La vacunación es la excepción a la regla.