La transformación de la política a través de las pantallas

El número 149 de Informes de la Fundación 1° de Mayo de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras de España (CCOO) recoge el trabajo realizado por Celia de la Fuente Sanguino, enfocado al análisis de cómo la irrupción de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) modificaron la forma en que los políticos se presentan ante la sociedad.

En este trabajo Fuente Sanguino apunta los principales elementos de la transformación de la política y de sus mensajes como consecuencia de los cambios que se suceden en el uso de las pantallas y, particularmente, con la utilización extensiva de los teléfonos móviles y las redes sociales.

La individualización del proceso de comunicación política, la segmentación de la información y la descontextualización del mensaje político juegan un papel central en la comunicación política de hoy en día, en un contexto en el que la información y los datos de las personas constituyen el principal objetivo de las empresas y servicios online.

En este sentido, la autora destaca que «nos encontramos entonces con una forma de presentación de la política ─centrada en el juego de los partidos y los líderes políticos─ ante la sociedad que se inserta dentro de la dinámica de consumo de datos e información en la que el contenido ─en gran parte individualizado y por ello sesgado─ cada vez tiene menos importancia frente a la imagen. Habiendo entendido que, en este contexto el mercado representa la libertad de elección por excelencia, la comunicación política cada vez se parece más a la comunicación publicitaria».

A ello, se une el control de la información y la difusión de datos falsos, que como señala la autora «no es un fenómeno nuevo, y en el ámbito de la política ha sido utilizado en muchas ocasiones por numerosos personajes públicos, el poder de difusión que ofrecen las redes sociales a través de Internet hace que tanto esta práctica como las consecuencias de ello se acrecienten significativamente».

La autora concluye señalando que estas herramientas pueden ser utilizadas «como una herramienta alienante o elemento distractor de la población manteniendo a las personas conectadas a las pantallas el mayor tiempo posible, a partir de lo cual se potencia la creación de individuos irreflexivos y desinteresados en el ámbito político». Pero, al mismo tiempo, también «pueden ser utilizadas para construir e impulsar, a través de la conexión y difusión de información que pueden generar los usuarios ─tal como las convocatorias a manifestaciones y actos públicos, o la denuncia y visibilización de hechos entre usuarios que puede generar una respuesta espontánea─ la emergencia de nuevos movimientos sociales, nuevas formas de organización y estructuración de la sociedad».

La transformación de la política a través de las pantallas

También te podría gustar...

Deja un comentario