El fascismo avanza en la Argentina

Un grupo de antivacunas y antisemitas atacó a periodistas a la salida de una radio. El fascismo y la violencia política avanzan a paso acelerado en la Argentina. Ya no son únicamente las agresiones verbales al estilo Fernando Iglesias. También hay exhibición de armas en escenarios públicos con gestos amenazantes, como en el cierre de campaña de Javier Milei, o la promoción de la portación generalizada de armas entre la población de Patricia Bullrich. 

Un grupo antivacunas atacó a Alejandro Bercovich a la salida de Radio con Vos. El fascismo y la violencia política avanzan a paso acelerado en la Argentina. Ya no son únicamente las agresiones verbales al estilo Fernando Iglesias. También hay exhibición de armas en escenarios públicos con gestos amenazantes, como en el cierre de campaña de Javier Milei, o la promoción de la portación generalizada de armas entre la población. «El que quiere andar armado, que ande armado» es uno de los eslóganes preferidos de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

Los grupos anticuarentena, integrados entre otros por Luis Brandoni, convocaron reiteradamente a insubordinarse y violar las restricciones, fomentando la difusión de los contagios. La violencia es la clave de la política argentina. Con tales antecedentes, no puede descartarse que, más tarde o más temprano, comiencen los asesinatos.

En la tarde de este martes el conductor de Pasaron cosas y Brotes verdes, Alejandro Bercovich, fue atacado por un grupo antivacunas, perfectamente organizado, que irrumpió en la entrada de Radio con Vos a la finalización de su programa diario.

Cuando finalmente consiguió retirarse, el periodista publicó en su cuenta de Twitter:

Bercovich relató en un reportaje televisivo que «empezamos a escuchar tambores, algunas sirenas y ahí nos dimos cuenta que había gente abajo. Al toque me doy cuenta que con el megáfono estaban gritando mi nombre, entonces digo «wow, son oyentes, fans», y no eran, eran antivacunas que empezaron a gritar «Bercovich, judíos, cómo puede ser que con ese apellido nos discrimines»».

Bercovich trató de bajarle el tono a la agresión. «No pasa nada, lo evito porque no les quiero dar tampoco identidad a un discurso». Pero no pudo evitar mencionar que uno de los carteles de los agresores que decía «pase nazitario», en referencia al pase sanitario que implementará el Gobierno nacional a partir del 1 de enero.

El grupo se quedó «lamentablemente dos horas, hasta el momento que terminó mi programa»-explicó el periodista. Antes de salir, compañeros, amigos e integrantes de gremios y organizaciones sociales le anunciaron que «vamos a salir a la fuerza a desalojar», pero finalmente terminaron llamando a la policía. Las fuerzas del orden ya habían tenido que actuar en un episodio similar. «El oficial Cristian Altamirano me dijo «son los mismos que fueron al canal América la vez pasada»».

Finalmente Bercovich consiguió salir en la moto de un compañero, que lo trasladó hasta su vehículo. A continuación, y en compañía de Tomás Eliaschev, se dirigieron a la comisaría a radicar la denuncia correspondiente.

Uno de los agresores, que ha sido identificado, le había amenazado, adelantándole que: «Te vamos a colgar por judío.»

¿Habrá que esperar a que cumplan su amenaza o las instituciones darán una lección ejemplificadora? Y, sobre todo,  ¿continuará ejerciéndose la violencia política como en los casos mencionados?

«Quien siembra vientos, cosecha tempestades», afirma el texto Bíblico. No está de más tenerlo en cuenta.

Alberto Lettieri

Historiador, analista político y ensayista. Es doctor en Historia por la Universidad de Buenos Aires (2001), investigador independiente del Conicet y profesor titular en la Universidad de Buenos Aires. Ha publicado numerosos trabajos en publicaciones nacionales, de México, España y Chile y varios libros: Vicente Fidel López: la construcción histórica de un liberalismo conservador, La república de la opinión, Industrialización y desarrollo, Seis lecciones de política y La civilización en debate, entre otros.

También te podría gustar...

Deja un comentario