¿Nos volvemos adictos a las redes?

POR PAULA SIBILIA Y MARIANNE FERREIRA JORGE | Algunos estudios revelan que la compulsión por chequear nuestros dispositivos en busca de novedades busca una gratificación que se vuelve cada vez más esquiva. Internet tiene una oferta infinita que distrae en el trabajo, el bar, en la reunión familiar… o en el sexo. Cómo influye esto en nuestra vida cotidiana y la cultura.