La prensa y las plataformas: la regulación como antídoto al modelo en crisis

Los medios se mueven entre el reclamo de intervención del Estado y el pedido al verdugo para financiar su actividad en riesgo.

Hubo un tiempo que fue hermoso y la prensa fue libre de verdad. A lo largo del siglo XX, el sistema de medios se nutría de los recursos publicitarios de la economía de consumo masivo. Si bien algunos observaban una creciente concentración de la industria donde unos pocos se fortalecían y una gran cantidad de medios más pequeños desaparecían, el relato dominante daba cuenta de un sector pujante que requería mínima intervención del Estado.

Desde los inicios del siglo XXI y, especialmente, a partir de 2010, con la consolidación de las plataformas digitales, el ecosistema informativo experimenta una transformación. La discusión entre medios de prensa y gigantes digitales se centra en la captura de los ingresos publicitarios absorbidos en forma creciente por Google y Facebook. Los medios de prensa comienzan a reclamar la intervención del Estado frente a la amenaza de actores más grandes para mantener su lugar.

Los debates regulatorios en Argentina y el mundo

La necesidad de regulaciones estatales para “equilibrar la cancha” tuvo el impulso pionero de la Unión Europea, con la sanción de la Directiva de Copyright (2019) que, entre otras cosas, planteó el pago de las plataformas por el uso de contenidos, su responsabilidad frente a la circulación de contenido protegido por derecho de autor y el uso de filtros automatizados. Esto suscitó fuertes cuestionamientos desde las organizaciones de la sociedad civil de América Latina, incluidas las argentinas ADC y CELE, que advirtieron el mal precedente para la región -donde la censura previa está prohibida- y el impacto negativo en la diversidad de información y el pluralismo de medios.

En estos momentos, la Unión Europea anunció la pronta aprobación de la Digital Service Act, que incorpora nuevas protecciones a los medios.

Otro antecedente es el de Australia con el Código de negociación de Medios de Noticias (2021) que, tras una fuerte resistencia de las plataformas —que incluyó campañas de desinformación y un «apagón informativo»— obliga puntualmente a Google y Facebook a pagar a los medios por el licenciamiento de sus contenidos.

Este debate global también se expresa en la Argentina. Empresas periodísticas y asociaciones como Adepa y Fopea enfatizan en que las plataformas reconozcan el valor (económico) de los contenidos y vinculan el problema a derechos de autor.

La demanda de los medios para evitar regulaciones (excepto cuando involucran derechos de autor) siempre estuvo fundamentada en criterios económicos. Los medios de prensa o bien reclaman la intervención del Estado para mediar la disputa económica con las plataformas, o demandan a éstas financiamiento para la continuidad de su actividad en crisis, bajo el reclamo de que Google y Facebook usan sus contenidos y no pagan por ello, no emplean periodistas, no verifican la información, en síntesis, apelando a la función que los medios desempeñan en el “periodismo de calidad” y la sujeción obligada a la “dictadura de los algoritmos”.

En Argentina son emergentes los debates sobre regulación de intermediarios de Internet. La única normativa vigente es de tipo tributario y consiste en la aplicación del IVA a los proveedores de servicios digitales sin sede en el país. Por lo demás, la justicia es la encargada de resolver controversias con las plataformas. Existió una importante discusión en el Congreso con el proyecto de ley «Felner-Pinedo» para avanzar sobre una regulación de responsabilidad de intermediarios, pero quedó como oportunidad perdida. Si bien gozaba de amplio consenso de distintos actores, no logró prosperar debido al fuerte lobby de la industria del copyright, de las empresas periodísticas y asociaciones de radio y TV.

Seguirleyendo en Letra P

MIRÁ TAMBIÉN

Google y Meta en las redacciones: ¿durmiendo con el enemigo | Por Carla Rodríguez Miranda

También te podría gustar...

Deja un comentario