Impactos sociales de la Inteligencia Artificial

Esta publicación de la Fundación Vía Libre es una introducción a la problemática en torno al desarrollo y aplicación de tecnologías de Inteligencia Artificial, que tienen un fuerte impacto social en la vida de las personas y que deben ser reguladas respetando los derechos fundamentales por sobre los intereses económicos y comerciales.

El desarrollo global del capitalismo ha inaugurado en las últimas décadas una época en que la llamada «economía de los datos», «comercio de los datos» o «economía de Big Data» está en pleno crecimiento y expansión.

Desarrollos tecnológicos —tanto de empresas privadas como de órganos estatales—, plataformas y aplicaciones se basan en los datos aportados por sus usuarios/ciudadanos —tanto los que proveen de manera voluntaria como los que emergen de su interacción con la plataforma y con otros usuarios, es decir, los que las plataformas extraen— para ofrecer cada vez más servicios personalizados.

Una de las técnicas que más se ha beneficiado de la cantidad de datos de todo tipo, extraídos y recopilados durante años, provenientes de millones de usuarios del mundo conectado, es el campo de la Inteligencia Artificial (IA) llamada machine learning (conocida en español como aprendizaje automatizado o aprendizaje de máquinas). Esta técnica está diseñada de tal manera que las máquinas «aprenden» de los datos que se le suministran (por lo que mientras más datos reciba, más aprende) y, a partir del tratamiento automatizado de esos datos, pueden establecer predicciones, inferencias y tomar decisiones. Es por este motivo que las empresas que desarrollan sistemas basados en machine learning argumentan que para mejorar la eficacia y precisión, necesitan almacenar y analizar cada vez más datos, entre los que se encuentran los datos personales de los usuarios (lo que puede incluir, en algunos casos, datos vinculados a la salud, datos biométricos y datos genéticos, que son considerados datos sensibles).

En este contexto, el acceso, uso y tratamiento de datos personales e información pública adquiere gran relevancia debido a la incidencia social que tiene en las personas. Es por esto que, en el último tiempo, desde algunos sectores comenzó a discutirse la necesidad de pensar en el desarrollo de una «IA ética», en el caso de que eso sea posible.

Desde Fundación Vía Libre consideramos que este abordaje no es suficiente y que la implementación de tecnologías de Inteligencia Artificial, tanto desde los Estados en sus diferentes niveles como desde el sector privado, debe realizarse desde una perspectiva de Derechos Humanos, teniendo en cuenta el marco regulatorio internacional y nacional en esta materia.

En este sentido, el objetivo del presente trabajo es contribuir con una breve introducción a la problemática en torno al desarrollo y aplicación de tecnologías de Inteligencia Artificial que tienen un impacto social en la vida de las personas, y que deben ser reguladas respetando los derechos fundamentales por sobre los intereses económicos y comerciales. A la hora de pensar regulaciones para el desarrollo y aplicación de estas tecnologías a diferentes ámbitos, siempre debe considerarse el marco regulatorio vigente y, en caso de que se torne necesaria una regulación nueva, siempre el objetivo debe reflejar el bien común.

El contenido de este dossier está organizado en capítulos, cada uno con un eje. El capítulo uno tiene como objetivo hacer un repaso histórico por las diversas generaciones de la Inteligencia Artificial y hacer una breve presentación de la principal técnica desarrollada hasta la actualidad: el machine learning. El capítulo dos es la descripción de ejemplos concretos de la aplicación de sistemas de machine learning en diversas áreas y su impacto. Finalmente, el capítulo tres hace un repaso del marco regulatorio actualmente vigente, incluyendo desde leyes nacionales y tratados internacionales, hasta directrices de ética y recomendaciones de regulaciones.

También te podría gustar...

Deja un comentario