Informe de noticias digitales 2021 del Instituto Reuters

El informe de este año revela nuevas claves sobre el consumo de noticias digitales basadas en un estudio de YouGov con más de 92.000 encuestados en 46 mercados. El informe analiza el impacto del coronavirus en el consumo de noticias y en las perspectivas económicas de los medios. También explora el progreso de los nuevos modelos de pago, la confianza en las noticias, la desinformación, el periodismo local, la imparcialidad y las percepciones de distintas comunidades sobre la cobertura que los medios hacen de ellas.

En la conclusión del resumen ejecutivo del informe, Nic Newman destaca esta décima edición del Digital News Report llega en un momento de inmenso desafío para la industria periodística. Año tras año hemos sido testigos de la transformación hacia un consumo más digital, social y móvil, que poco a poco ha ido socavando los modelos de negocio y la confianza de varios medios. Ahora, el impacto del covid-19, combinado con la aceleración del cambio tecnológico, mueve todo hacia un punto crítico y obliga a una reflexión más esencial sobre cómo debe funcionar el periodismo en la próxima década: como negocio, en términos de tecnología, pero también como profesión.

Y puntualiza:

— Los datos de este año traen algunas buenas noticias para los medios y quienes se preocupan por el futuro del sector periodístico. Más gente ha buscado información rigurosa y fiable durante la crisis, y en varios países las marcas confiables y de alta calidad han sido las más beneficiadas. La brecha de confianza general entre los medios convencionales y las redes sociales ha crecido de forma significativa. Algunas emisoras públicas europeas también pueden sentirse orgullosas, a partir de los datos que demuestran que las audiencias han valorado sus enfoques cuidadosos e imparciales en tiempos a menudo complicados para mantenerse al día de los veloces cambios de comportamiento. Los medios comerciales que todavía dependen de los ingresos por publicidad impresa o digital han tenido una época complicada, aunque la aceleración de los planes digitales como consecuencia de la pandemia puede situar a algunos en el camino de la supervivencia a largo plazo.

— Los consumidores han adoptado muy deprisa nuevos comportamientos digitales durante los confinamientos: esto abre nuevas oportunidades y al mismo tiempo señala el próximo conjunto de desafíos. Nuestro informe marca que la suscripción y la membresía se están convirtiendo en modelos sostenibles para una cantidad creciente de publicaciones de alta calidad y de nichos, y en unos pocos países también para medios locales e individuos. Sin embargo, también queda claro que el contenido de pago no resulta una receta mágica para todos. Y no funcionará para todos los consumidores: la vasta mayoría sigue sin estar dispuesta a pagar por noticias online, y mientras más contenido de alta calidad desaparece detrás de los muros de pago, surge una preocupación acuciante por lo que sucede con quienes poseen interés limitado o no pueden pagar.

— Los datos también evidencian, de forma preocupante, una caída histórica del interés por las noticias en general. En este sentido, el hallazgo de que tanto los activistas más radicales como los jóvenes sienten que los medios no los representan de forma justa será muy problemático para las empresas que buscan generar conexión con las próximas generaciones o con quienes están en distintos lugares del espectro político. De hecho, uno de los datos más sorprendentes de este año es la diferencia radical en los hábitos de los menores de veinticinco años (la llamada Generación Z), incluso en comparación con los millennials que les precedieron. Estos nativos digitales son menos propensos a visitar un sitio web de noticias o a comprometerse con la información imparcial, y son más propensos a utilizar las redes sociales como principal fuente de noticias. Profundamente conectados, han adoptado las nuevas redes como Instagram y TikTok para entretenerse y distraerse y para expresar su furia política, pero también para contar sus propias historias, a su manera. Atraer a estas audiencias resulta un reto para los medios, en su mayoría integrados por periodistas que consumen noticias de forma completamente diferente.

— En una época en la que el consumo de noticias se ha vuelto más abundante, más fragmentado y más difícil de controlar, los medios se enfrentan a una elección. Por un lado, pueden tratar de establecer una relación más profunda con una audiencia o un grupo demográfico específicos, representando y reflejando sus visiones y aspiraciones. Este periodismo tal vez deba adoptar un “punto de vista” más claro, aunque al mismo tiempo puede crear una sólida confianza con ese grupo. Por otro lado, los medios pueden intentar ponerse a salvo de las diferencias brindando servicios que funcionen para la mayor cantidad de gente posible. Es lo que gran parte del público dice querer. En este caso, el desafío consistirá en ver si el periodismo que pretende equilibrar diferentes puntos de vista puede atraer suficientemente a las audiencias y al mismo tiempo evita quedar atrapado en las batallas partidistas y culturales que tanto han caracterizado a los últimos años.

Digital News Report 2021

 

Mirá también

https://youtu.be/TAFndcp7Pcc

También te podría gustar...

Deja un comentario