Turismo espacial: cuando las diversiones de algunos contaminan el planeta de todos

POR ROLAND LEHOCQ | EMMANUEL RIO | FRANCOIS GRANER | Más allá de la obscenidad de una actividad destinada a satisfacer el sueño de unos individuos, estas excursiones recalcan la idea de que el espacio es una mercancía. Asimismo, consumen materiales y energía y tienen consecuencias medioambientales que aumentarán notablemente si este turismo espacial llega a comercializarse más ampliamente.