TV digital: El Gobierno anunció la fecha para el apagón analógico

Por medio del decreto 156/2022 el Gobierno nacional confirmó el apagón analógico y aprobó un cronograma con el fin de realizar el proceso de transición de la televisión analógica al Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre (Satvd-T).

El apagón analógico comenzará oficialmente en Argentina el 30 de junio y se completará por etapas hasta diciembre de 2023. En ese lapso las emisoras televisivas deben liberar las bandas de espectro radioeléctrico que utilizan para las transmisiones analógicas y migrar a las digitales. Los canales radioeléctricos deberán estar liberados en noventa días aunque podrá haber prórroga para quienes lo soliciten con fundamentos. El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) podrá financiar a licenciatarios que acrediten imposibilidad económica de ejecutar la migración.

Argentina creó el sistema de televisión digital terrestre en 2009 y puso, por entonces, diez años como límite para completar la transición bajo el estándar ISDB-T, pero en 2019 se extendió el plazo hasta el 31 de agosto de 2021 y ahora se publicó la nueva modificación, bajo el argumento de que la pandemia «tornó imposible el cumplimiento de las acciones necesarias» para completar el cronograma.

Según el anexo del decreto 156, las estaciones repetidoras de titularidad de Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (TV y radio pública) deberán cesar sus emisiones analógicas el 30 de junio, independientemente de la región donde se encuentren emplazadas.

Fases y zonas del apagón analógico

Las estaciones de origen de titularidad de licenciatarios y autorizados (privados) tendrán fases según la zona. Estas son:

Región este (provincia de Buenos Aires y la ciudad autónoma de Buenos Aires): el inicio de emisiones digitales será el 30 de junio; y el cese de emisiones analógicas, el 30 de septiembre.

Región Sur (provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e islas del Atlántico Sur): el inicio de emisiones digitales será el 30 de septiembre; y el cese de emisiones analógicas, el 31 de diciembre.

Provincias de San Juan, Mendoza, San Luis, Córdoba y La Pampa: el 31 de diciembre será el inicio de emisiones digitales; y el 31 de marzo de 2023, para el cese de emisiones analógicas.

Noroeste (provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero): el 31 de marzo de 2023 para el inicio de emisiones digitales; y el 30 de junio de 2023 para el cese de analógicas.

Noreste (Formosa, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Misiones): el 30 de junio de 2023 para el inicio de emisiones digitales; y el 30 de septiembre de 2023 para el fin de las analógicas.

Las estaciones repetidoras de titularidad de Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (TV y radio pública) deberán cesar sus emisiones analógicas el 30 de junio
Avances y retrocesos del apagón analógico

El Sistema Argentino de Televisión digital terrestre tiene como objetivo, entre otros, planificar la transición de la televisión analógica a la digital con el fin de garantizar la adhesión progresiva y gratuita de todos los usuarios y todas las usuarias.

En su artículo 2° la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522, en lo pertinente, señala que «…la comunicación audiovisual en cualquiera de sus soportes resulta una actividad social de interés público, en la que el Estado debe salvaguardar el derecho a la información, a la participación, preservación y desarrollo del Estado de Derecho, así como los valores de la libertad de expresión».

En este marco, en agosto de 2009 se creó el Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre (Satdvd-T), y se estableció un plazo de diez años con el fin de realizar el proceso de transición de la televisión analógica a la digital.

Sin embargo, durante la administración de Macri la TDA fue desarticulada y abandonada y el proyecto de digitalización de la televisión fue paralizado. En marzo de 2019 el Poder Ejecutivo resolvió postergar el apagón analógico hasta agosto de 2021.

El septiembre de 2020 el presidente Alberto Fernández confirmó el Plan Conectar, un programa enfocado en la empresa estatal Arsat que tiene entre sus ejes la reactivación de la Televisión Digital Abierta (TDA). Meses después, en abril de 2021 el Gobierno anunció una inversión de $ 450.000.000 para poner en valor la red de televisión digital terrestre deteriorado por falta de mantenimiento

Proceso de transición de la televisión analógica a la digital

En el decreto se dispuso que «los canales radioeléctricos liberados como consecuencia del cese de las emisiones analógicas quedarán disponibles, transcurridos noventa días desde el vencimiento del plazo acordado para el cese definitivo de emisiones, para su administración por parte del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom)».

En el caso de aquellos titulares de licencias y autorizaciones que acrediten la imposibilidad de dar comienzo a las emisiones digitales, el Enacom evaluará la factibilidad de otorgar financiamiento para la adquisición de la tecnología necesaria.

Se estableció que «con el fin de minimizar el impacto que podría generar la finalización de la transición en las audiencias más vulnerables, el Ente Nacional de Comunicaciones, con una antelación no menor a noventa días al vencimiento del plazo acordado para el cese de emisiones analógicas en cada una de las zonas geográficas según el cronograma aprobado, realizará la apertura de un registro tendiente a identificar a aquellos usuarios y aquellas usuarias que en cada una de ellas acrediten verse afectados y afectadas».

El organismo asignará los recursos que aseguren el acceso a los servicios digitalizados, para lo cual se garantizará la correspondiente partida en su presupuesto.

Ante situaciónes excepcionales, habrá un plazo suplementario a los titulares de licencias y autorizaciones para prestar el servicio de comunicación audiovisual de televisión abierta analógica que no se encuentren en condiciones de dar comienzo a las emisiones digitales.

«El plazo suplementario que se otorgue no podrá exceder de 180 días de la fecha en la cual debería producirse el cese de las emisiones analógicas. A tal efecto, el pedido solo podrá fundarse en la imposibilidad de dar comienzo a las emisiones digitales», aclara el decreto.

Ayuda a licenciatarios por el apagón analógico

En el caso de aquellos titulares de licencias y autorizaciones que acrediten la imposibilidad, por razones económicas, de dar comienzo a las emisiones digitales, el Enacom evaluará la factibilidad de otorgar financiamiento para la adquisición de la tecnología necesaria.

El Enacom será el encargado de realizar un procedimiento de ratificación y relevamiento de las condiciones de operatividad de las repetidoras autorizadas de servicios analógicos licenciatarios y autorizados, propias y de terceros, bajo apercibimiento de tenerlas por desistidas en caso de falta de ratificación.

«En función de sus particularidades y localización podrá otorgar a las mismas un plazo suplementario para el cese de emisiones analógicas», agrega.

Asimismo, se instruye el Ministerio de Desarrollo Productivo «para adoptar las medidas pertinentes en orden a regular la importación y comercialización de televisores, con el fin de que los mismos resulten compatibles con el estándar denominado ISDB-T».

También te podría gustar...

Deja un comentario