Economistas premiados con el Nobel demuestran que subir salarios no genera desempleo

Los académicos ganaron el premio por sus aportaciones relacionadas con el salario mínimo, la inmigración y mercado laboral.

De izquierda a derecha: Guido Imbens, Joshua Angrist y David Card.

Tres académicos obtuvieron el premio Nobel de Economía 2021 por sus aportaciones pioneras en relación CON EL salario mínimo, la inmigración y la educación en el mercado laboral. Se trata de David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens, todos radicados en Estados Unidos.

Pero no solo eso, los especialistas en economía experimental también crearon un marco científico fuera de lo tradicional llamado «experimentos naturales», lo que resulta en una nueva forma de sacar conclusiones en el ámbito económico.

David Card, de la Universidad de California en Berkeley, recibió la mitad del premio, mientras Joshua Angrist, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, y Guido Imbens, de Universidad de Stanford, compartieron el restante cincuenta por ciento.

«Muchas de las grandes cuestiones de las ciencias sociales tratan de causa y efecto. ¿Cómo afecta la inmigración a los niveles de salario y empleo? ¿Cómo afecta una educación más prolongada a los ingresos futuros de una persona? Estas preguntas son difíciles de responder porque no tenemos nada que usar como comparación. No sabemos qué hubiera pasado si hubiera habido menos inmigración o si esa persona no hubiera continuado estudiando», expuso la Academia en su comunicado.

Sin embargo, los galardonados de este año han demostrado que es posible responder estas y otras preguntas similares mediante «experimentos naturales». La clave es utilizar situaciones en las que los acontecimientos fortuitos o los cambios de políticas provoquen que grupos de personas que comparten características sean tratados de manera diferente, de una manera que se asemeje a los ensayos clínicos, explicó el organismo.

¿Qué son exactamente los «experimentos naturales»?

Los trabajos de David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens se basan en «experimentos naturales», un método innovador para la investigación empírica nacida en la década de los noenta.

Los «experimentos naturales» son situaciones surgidas de la vida real que los economistas estudian y analizan para determinar relaciones de causa y efecto. Se acercan en parte a los ensayos clínicos que permiten a los investigadores evaluar la eficacia de nuevos medicamentos, separando de forma aleatoria a distintos grupos sometidos a pruebas.

«Imitamos un poco lo que podría hacerse en un laboratorio», resume Julien Pinter, investigador de la universidad de Minho en Portugal y economista de BSI Economics.

Salario mínimo y empleo

El canadiense David Card y su colega estadounidense Alan Krueger (fallecido en 2019) estudiaron por ejemplo la relación entre salario mínimo y empleo gracias a un «experimento natural».

Card, por ejemplo, estudió la relación entre inmigración y mercado de trabajo, basándose en un caso concreto: la instalación en Miami, Florida, en 1980 de decenas de miles de cubanos que el expresidente de Cuba, Fidel Castro, dejó salir del país.

El economista concluyó que esta ola de nuevos llegados no tuvo un impacto negativo en el empleo.

La Academia sueca destacó que los economistas «han desafiado la sabiduría convencional» tras demostrar que los aumentos en el mínimo salarial «no tienen por qué conducir necesariamente a la destrucción de puestos de trabajo». El aumento del piso salarial, que es un asunto de la actualidad, entre ellos en la Argentina, donde los sectores libertarios y macristas agitan esta vieja consigna de que las mejoras laborales se traducen en desempleo.

Joshua Angrist se interesó por su lado en el vínculo entre nivel de estudios y salario. Mientras Guido Imbens colaboró luego con Angrist para afinar la interpretación de estos resultados.

Para algunos economistas, los «experimentos naturales» deben ser manejados con precaución, pues el tamaño de las muestras y la escasa frecuencia de los acontecimientos observados no permiten siempre extraer conclusiones a gran escala.

También te podría gustar...

Deja un comentario