El Senado postergó el debate sobre la ley que prorroga los fondos específicos para la cultura y medios comunitarios

La Cámara de Senadores de la Nación no incluyó en el temario de la sesión del jueves 22, como se esperaba, el proyecto de ley que prorroga el financiamiento para la cultura, los medios comunitarios y las bibliotecas populares por cincuenta años, que ya cuenta con media sanción de Diputados. El miércoles por la tarde la Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Nacional Audiovisual y el Frente Unidos por la Cultura realizaron una conferencia de prensa en la que instaron a los senadores a no demorar más la aprobación de la prórroga de los fondos específicos para la cultura y medios comunitarios.

El 21 de diciembre del año 2017, bajo el gobierno del entonces presidente Mauricio Macri, y en sintonía con su visión de la cultura y la educación, el Poder Ejecutivo impulsó y logró la sanción de la Ley 27432, que mediante tres incisos del artículo cuarto arrasó con un principio fundamental de lo que se entiende por una política de Estado virtuosa: la asignación específica de fondos para la cultura que había sido sostenida desde el regreso de la democracia. Se fijó así el vencimiento de las asignaciones de estos fondos para diciembre de 2022.

De concretarse este vencimiento quedaría sin efecto la financiación del trabajo y la producción de las industrias culturales impulsadas por el Instituto Nacional del Cine y Artes Visuales (Incaa), el Instituto Nacional de la Música (Inamu), el Instituto Nacional del Teatro (INT), medios comunitarios (Enacom), entre otros organismos, y el funcionamiento de las bibliotecas populares de todo el país, que reciben apoyo a través de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip). Estas asignaciones pasarían entonces a Rentas Generales, quedando bajo el Poder Ejecutivo resolver cuánto y cómo disponer de fondos para el sector de la cultura. Pero se quitaría a las instituciones de cada sector cultural la autonomía para poder ejecutar las políticas que necesitan los trabajadores y trabajadoras de la cultura.

Después de una larga lucha de los trabajadores del cine y la cultura nucleados en la Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Nacional Audiovisual y el Frente Unidos por la Cultura, el 3 de mayo pasado la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen de mayoría para llevar al recinto un proyecto presentado por el diputado Pablo Carro, del Frente de Todos. Ese proyecto determina la prórroga en la provisión de esos fondos por cincuenta años más. Poco más de un mes después, durante la sesión del 15 de junio, la Cámara de Diputados aprobó y envió al Senado el proyecto de ley que prorroga por cincuenta años las asignaciones específicas destinadas al sostenimiento de actividades como las que se llevan a cabo en bibliotecas populares, el cine, la música y el teatro.

La iniciativa sumó: 132 votos a favor, del Frente de Todos, el interbloque Federal, Provincias Unidas y la Izquierda; cinco en contra, de legisladores libertarios; y 92 abstenciones, de la mayoría de los integrantes de Juntos por el Cambio. Durante el debate, que duró más de cuatro horas, algunos sectores, como el radicalismo, plantearon bajar el plazo de la prórroga para poder votar a favor del proyecto.

Tras una espera de tres meses, la Cámara de Senadores anunció que trataría el tema en su sesión del jueves 22 de septiembre. La Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Nacional Audiovisual, que reúne a distintos colectivos representativos del sector cultural, junto con la Coalición por una Comunicación Democrática y el frente Unidxs por la Cultura, entre otros espacios, convocaron a una vigilia desde el miércoles 21 a las 12.00 horas hasta el fin de la sesión del Senado para culminar con un gran acto de todas las organizaciones. Sin embargo, en la tarde del miércoles se supo que el proyecto no entraría en el orden del día para ser tratado en la sesión —en la que se debatirá la ampliación de la Corte Suprema— desde la Multisectorial suspendieron las actividades previstas.

En una conferencia de prensa referentes de la Multisectorial señalaron que resulta imprescindible que los senadores y senadoras de la oposición comprendan la gravedad de la situación, asuman la responsabilidad que les confiere su cargo, den el quórum necesario para el tratamiento del proyecto y no priven a la cultura de sus recursos.

Por su parte, el diputado Pablo Carro manifestó que «la prórroga de las asignaciones específicas se va a sancionar. Sepan que nuestro gobierno tiene el firme compromiso de no dejar tirada a nuestra cultura».

Solicitada

También te podría gustar...

Deja un comentario